miércoles, 25 de febrero de 2015

¿Te sangra la nariz? Remedios caseros para las hemorragias nasales(SALUD)



¿Te sangra la nariz? Remedios caseros para las hemorragias nasales



El revestimiento de la nariz posee una gran cantidad de pequeños vasos sanguíneos
 que pueden ser maltratados con enorme facilidad,
 provocando un sangrado más espectacular que severo. 
Aunque son más comunes en invierno 
-especialmente en áreas geográficas con clima seco- hay otros factores como golpes o traumatismos locales
, anemia, fragilidad en los capilares, hipertensión arterial, infecciones en la nariz 
como la rinitis o la sinusitis, sonarse con demasiada fuerza
 o deficiencia de vitaminas C y K 
que también pueden generar la aparición de una anomalía como la descrita.
 Afortunadamente
, podemos solventarla mediante el uso de determinados remedios caseros.


Detener el sangrado de la nariz con remedios caseros



Uno de los remedios caseros habituales para detener el excesivo sangrado de la nariz
 consiste en sentarse con la espalda recta e inclinarse hacia el frente
. El hecho de disponer de forma recta el área posterior del cuerpo
asegura una disminución de la presión en las venas, 
mientras que la inclinación hacia delante
 va a evitar que la hemorragia se dirija hacia la garganta
, cuestión que puede resultar enormemente incómoda
. Otra recomendación muy similar pasa por taponarse la nariz con el dedo pulgar 

y el dedo índice, 
de modo que respiremos durante unos instantes por la boca.
 Para detener el sangrado, 
habremos de mantener la presión durante un mínimo de cinco minutos.
Un remedio casero mucho más extremo que los descritos anteriormente 
pero con sobrada efectividad redunda en la aplicación directa de frío
Este efecto puede conseguirse mediante varias vías: 
chupar un pedazo de hielo o aplicar paños fríos 
en lugares estratégicos como la nuca o la frente. De esta forma, 
conseguiremos comprimir de forma rápida y 
eficaz los vasos sanguíneos de la zona,
 deteniendo, por tanto, el flujo constante de sangre.
Si observamos que este problema persiste en el tiempo
y se repite con cierta frecuencia,
 es muy probable que tengamos que recurrir a alternativas caseras
 que opten por la prevención de estos sangrados espontáneos. 
Dado el caso, es posible suplir la deficiencia de vitaminas como la C o la K 
mediante la inclusión en nuestra rutina alimentaria de productos como las naranjas
, los limones, las espinacas o los kiwis.
 Hay que tener en cuenta 
que si estamos siguiendo un tratamiento médico al respecto, 
habremos de consultar al facultativo antes de iniciar cualquiera de estas acciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario