viernes, 13 de marzo de 2015

Mal olor vaginal: causas y soluciones




Mal olor vaginal: causas y soluciones





Mal olor vaginal




A pesar de los comentarios machistas y chistes de mal gusto acerca del olor genital de las mujeres, el olor vaginal, en circunstancias normales, no es desagradable. Pero el secretismo que suele rodear a los asuntos relacionados con la sexualidad femenina no hace sino aumentar la confusión sobre lo que es normal y lo que no. Conviene observar el flujo vaginal porque presenta cambios a lo largo de las diferentes etapas de nuestra vida y plantear a nuestro ginecólogo cualquier duda que tengamos. Sólo así podremos saber si nos estamos enfrentando a un problema de salud serio.

Causas del mal olor vaginal

Dicen que una vagina sana huele similar al ácido láctico del yogur, debido a los lactobacilos que protegen la flora vaginal de las infecciones. Pero lo cierto es que cada mujer huele diferente, es más, a lo largo del ciclo menstrual nuestro olor vaginal va cambiando y a veces se percibe con más intensidad. Y que el olor sea más intenso no quiere decir que sea desagradable.
Porque cuando aparece un olor desagradable en la zona íntima conviene acudir al ginecólogo ya que es sinónimo de que algo no funciona bien. El mal olor vaginal se produce en la mayoría de los casos por una infección o por una incorrecta higiene íntima, ya sea por exceso o por defecto de limpieza. Pero el mal olor también puede deberse a llevar ropa demasiado ajustada, o prendas mojadas, especialmente el bañador en la playa, o ropa interior sintética.
Y hay otras dos causas que producen el mal olor vagina que apenas se mencionan, pero que tienen su importancia. Una es la tricomoniasis, una enfermedad de transmisión sexualque, aparte de irritación, provoca un olor vaginal muy intenso y desagradable. La otra causa es el propio semen que en ocasiones puede alterar el pH íntimo llegando a dañar la flora vaginal.

Como evitar el mal olor vaginal

Las medidas para prevenir la aparición del mal olor vaginal son las básicas que debe tomar cualquier mujer. Siempre se aconseja usar ropa interior de algodón y evitar en lo posible usar pantalones o medias muy ajustadas, porque no dejan respirar la zona íntima. Por el mismo motivo, es preferible dormir con camisón y sin ropa interior que con un pijama.
La higiene íntima es un factor fundamental a la hora de controlar el olor vaginal. Tan perjudicial puede ser la falta de higiene como el exceso de ella, y eso es algo que no todas las mujeres tienen en cuenta y se exceden en la limpieza de la zona vaginal dejándola así desprotegida frente a las bacterias. Siempre es mejor lavarse la zona íntima sólo con agua que con jabón, pero si se va a usar jabón, conviene que sea uno suave o específico para esa zona tan delicada. Y no nos cansaremos de advertir que la vagina tiene su propio sistema de higiene, por lo que las duchas vaginales son del todo innecesarias.
En cualquier caso, esto sólo son medidas preventivas básicas, pero si aparece un olor desagradable en la zona íntima, la principal recomendación es acudir inmediatamente al ginecólogo para que determine la causa del mal olor y nos indique el tratamiento adecuado.



Olor vaginal en Diario Femenino




Remedios caseros para el dolor en la vagina


Remedios caseros para el dolor en la vagina



El dolor vaginal es una sensación molesta que puede afectar tanto a la propia vagina como a la vulva. Existen diversos factores a partir de los cuáles se puede desarrollar una anomalía como la descrita. Es el caso de las infecciones de vagina o de vulva, los accidentes de carácter sexual, la vulvodinia, el vaginismo, una alimentación inadecuada o, incluso, un dolor de espalda. Dado el caso, resulta absolutamente necesario, a la par que pertinente, la visita a un profesional de la ginecología con el objetivo de hallar el diagnóstico preciso para nuestro problema. Una vez prescrito el tratamiento, podremos complementarlo con una serie de remedios caseros.

Aliviar el dolor vaginal con remedios caseros

Recurrir a hierbas tranquilizantes supone uno de los remedios caseros más efectivos para combatir los dolores en la vagina. Este tipo de plantas pueden utilizarse para elaborar infusiones con el objetivo de tranquilizarnos y evitar que un potencial nerviosismo agrave el problema. Tanto la valeriana como la melisa suponen dos hierbas muy útiles para tratar cualquier alteración del sistema nervioso que pueda empeorar o devenir molestias tanto en la vulva como en la propia vagina.
La sequedad vaginal puede convertirse en un importante factor de riesgo a la hora de desarrollar dolores en dicha zona corporal. De ahí que los lubricantes naturales sean una estupendaalternativa casera para tratar la problemática mentada. Es el caso del aceite de oliva y delsésamo, dos productos naturales absolutamente recomendables para evitar cualquier incidencia de carácter sexual que termine convirtiéndose en continuas molestias en la zona de la vagina.
Unas cuantas medidas de prevención -si solemos sufrir dolores en la vagina- nunca vienen mal a la hora de evitar una incidencia como la descrita. Por ello, habremos de limpiarnos siempre de adelante hacia atrás, usar ropa interior de algodón y evitar productos como el papel higiénico perfumado, los aerosoles, los baños de burbujas o los suavizantes de telas. En cuestiones alimentarias, habremos de huir de los productos elaborados a base de levadura así como evitar tanto el azúcar como el alcohol.



Causas y soluciones a la sequedad vaginal



La sequedad vaginal es una de las causas más comunes de la menopausia



La sequedad vaginal está causada por una bajada en los niveles de estrógenos. Precisamente, son los estrógenos los que hacen que la vagina de la mujer esté correctamente lubricada, por lo que la sequedad vaginal puede provocar que la salud vaginal se resienta. Debido a la cantidad inferior de estrógenos, el tejido vaginal se encoge volviéndose más grueso, lo que causa una inflación o la sequedad.
La sequedad de la vagina es muy común después de la menopausia, sin embargo, también pueden causarla algunos medicamentos Es importante quedescartes si la resequedad se debe a una enfermedad o, por el contrario, está causada por un mal hábito. Por ejemplo, algunos jabones demasiado agresivos pueden también causar sequedad. Para asegurarte, es conveniente que acudas a tu médico de confianza para que te examine.
Las mujeres que padecen sequedad vaginal pueden notar un flujo anormal, además de picazón y distintos dolores. Es común que también sientan ardor al orinar.

La sequedad vaginal puede provocar dolores durante el sexo

La falta de lubricación complica las relaciones sexuales puesto que la mujer puede llegar a sentir dolor por la fricción. Esto incrementa las posibilidades de que se produzcan heridas vaginales así como molestias tras el sexo. Incluso, puede haber más probabilidades de que se rompan el preservativo, si es que es el método que has escogido.
Para evitar los trastornos que puede causar la falta de lubricación por sequedad vaginal,podéis comprar lubricantes en cualquier sex shop o supermercados. Si os lo planteáis como un juego, puede haber muchas formas de explotar el producto, ya que existen lubricantes de diferentes sabores, que causan distintos efectos, etc. Leed la letra pequeña, ya que algunos no están indicados para el uso de preservativos de látex.
Solo tu médico podrá recetarte el medicamento más adecuado para tu caso tras descartar las distintas opciones. Existen diferentes medicinas en forma de parche o píldora que tratan de equilibrar esa bajada en los niveles de estrógenos a través de una terapia hormonal


Tengo una herida en la vagina: ¿cómo se producen las fisuras vaginales?



Descarta que tu herida vaginal no sea consecuencia de otra enfermedad.



Muchas mujeres no le dan la importancia que tiene, sin embargo,una herida en la vagina es un tema que no puede dejarse pasar. A pesar de que este artículo tenga la intención de servirte de orientación, es importante acudir al ginecólogo para recibir un diagnóstico acertado y un remedio profesional a tu problema.
Las fisuras vaginales pueden producirse por muchos motivos. Pueden deberse alroce de la ropa interior e incluso auna depilación incorrecta.  Si la vagina no se encuentra lo suficientementelubricada mientras se mantienen relaciones sexuales pueden producirse pequeñas heridas o rasgaduras. En ocasiones, es la propia mujer la que se las causa al rascarse de forma brusca. En cualquier caso, es importante tomar las medidas adecuadas para evitar que haya una infección.
Una herida vaginal puede producir ardor y algo de sangrado, así como rojeces y picores. Con el contacto permanente de la ropa interior, suelen agravarse las molestias. Por lo tanto, es aconsejable que mientras se padezca una fisura vaginal se utilice lencería hecha de materiales cómodos.

La falta de lubricación durante el sexo puede causar una herida vaginal

La vagina es una parte muy sensible de nuestro cuerpo, por lo que hay que tener mucha higiene, y más durante la presencia de heridas. Estas pueden aparecer tanto en los labios vaginales internos como externos.
Es recomendable acudir al ginecólogo para descartar que la herida de la vagina no se haya producido como consecuencia de otros males. Por ejemplo, la candidiasis vaginal, una enfermedad de transmisión sexual, puede provocar inflamaciones que causan picores. Al rascarte puedes provocarte una pequeña fisura. Las heridas también podrían haberse causado por la presencia de hongos, un exceso de flujo, infecciones de diversos tipos, etc.

No hay por qué ser alarmistas porque, como ya se ha indicado, el propio roce de la ropa interior puede producir las heridas vaginales. Sin embargo, nunca está demás contar con la opinión de un experto. Si te duele mucho, tienes fiebre o quieres descartar cualquier otra enfermedad, pide cita en tu ginecólogo.


Como tratar una herida vaginal en Diario Femenino


Descarta que tu herida vaginal no sea consecuencia de otra enfermedad.



Muchas mujeres no le dan la importancia que tiene, sin embargo,una herida en la vagina es un tema que no puede dejarse pasar. A pesar de que este artículo tenga la intención de servirte de orientación, es importante acudir al ginecólogo para recibir un diagnóstico acertado y un remedio profesional a tu problema.
Las fisuras vaginales pueden producirse por muchos motivos. Pueden deberse alroce de la ropa interior e incluso auna depilación incorrecta.  Si la vagina no se encuentra lo suficientementelubricada mientras se mantienen relaciones sexuales pueden producirse pequeñas heridas o rasgaduras. En ocasiones, es la propia mujer la que se las causa al rascarse de forma brusca. En cualquier caso, es importante tomar las medidas adecuadas para evitar que haya una infección.
Una herida vaginal puede producir ardor y algo de sangrado, así como rojeces y picores. Con el contacto permanente de la ropa interior, suelen agravarse las molestias. Por lo tanto, es aconsejable que mientras se padezca una fisura vaginal se utilice lencería hecha de materiales cómodos.

La falta de lubricación durante el sexo puede causar una herida vaginal

La vagina es una parte muy sensible de nuestro cuerpo, por lo que hay que tener mucha higiene, y más durante la presencia de heridas. Estas pueden aparecer tanto en los labios vaginales internos como externos.
Es recomendable acudir al ginecólogo para descartar que la herida de la vagina no se haya producido como consecuencia de otros males. Por ejemplo, la candidiasis vaginal, una enfermedad de transmisión sexual, puede provocar inflamaciones que causan picores. Al rascarte puedes provocarte una pequeña fisura. Las heridas también podrían haberse causado por la presencia de hongos, un exceso de flujo, infecciones de diversos tipos, etc.

No hay por qué ser alarmistas porque, como ya se ha indicado, el propio roce de la ropa interior puede producir las heridas vaginales. Sin embargo, nunca está demás contar con la opinión de un experto. Si te duele mucho, tienes fiebre o quieres descartar cualquier otra enfermedad, pide cita en tu ginecólogo.

Dolor abdominal y vaginal, ¿qué puede ser?





El dolor abdominal y vaginal, es una de los síntomas más frecuentes por el que muchas mujeres acuden a la consulta ginecológica. Las causas pueden ser muy diversas pero en cualquier caso es necesario realizar un examen clínico completo para poder diagnosticar el origen del dolor.
Con este tipo de molestias, es importante que acudamos a la consulta cuanto antes, puesto queun precoz diagnostico es clave para que el problema no derive en otro de mayor gravedad.

Posibles trastornos asociadas al dolor abdominal y pélvico

Dentro de los diagnósticos más frecuentes encontramos:
-  El embarazo ectópico, cuando el embarazo ocurre cuando el óvulo fecundado se desarrollafuera del útero, ya sea en las trompas de Falopio o en otro lugar fuera de la pared uterina.
Quistes de ovario, por la que se forman en el interior del ovario una bolsa con líquido que puede generar molestias si aumenta su tamaño de forma exagerada, si no permanece indoloro. Su rotura o torsión pueden originar dolores pélvicos.
Miomas uterinos, que son tumores benignos que aparecen en la matriz. Es una de los diagnósticos más habituales, se estima que una de cada cinco mujeres puede tener miomasdurante sus años fértiles.
Endometriosis, que ocurre cuando la capa mucosa que recubre el útero en su interior se encuentra fuera del mismo. Es una enfermedad que afecta a un alto porcentaje de mujeres.
Dismenorrea, que es un trastorno menstrual por el cual se sufren fuertes dolores generalmente asociados a la menstruación que son provocados por contracciones uterinas.
Para el correcto diagnostico de cualquiera de las enfermedades asociadas al dolor pélvico y abdominal, han de realizarse multitud de pruebas de diagnostico completas. Entre ellas, análisis de sangre, de orina, un cultivo, un TAC, radiografías y laparoscopias.
Es crucial que cuidemos nuestra salud y acudamos a nuestro médico de confianza en cuanto notemos este tipo de dolores, no tiene porqué ser grave pero, si lo ignoramos y lo dejamos pasar, puede convertirse en un problema con una mayor repercusión para nuestra salud.



Flujo vaginal oscuro durante la menstruación, ¿es normal?

Flujo vaginal oscuro durante la menstruación, ¿es normal?
El flujo vaginal de las mujeres cambia a menudo; esto se debe a cambios hormonales, cambios de ánimo e incluso cambios en la localización. El flujo es oscuro cuando el tiempo que transcurre entre la creación en el útero y la expulsión es muy amplio.

Qué es la atresia vaginal


Posibles causas del sangrado vaginal anormal

La atresia vaginal se su

ele detectar en la adolescencia, por la ausencia de la primera regla o la incapacidad para mantener relaciones sexuales, como las dos causas más comunes de detección.





Posibles causas del sangrado vaginal anormal



Posibles causas del sangrado vaginal anormal

El sangrado vaginal que se produce entre periodos menstruales, durante la menopausia, la pubertad o el embarazo deben ser consultados al ginecólogo ya qupueden deberse a un simple desequilibrio hormonal.





10 ejercicios para fortalecer la vagina y aumentar el placer



10 ejercicios para fortalecer la vagina y aumentar el placer

 GRANDES DESCUIDOS DE LAS FAMOSAS

  • Lady Gaga mostró su ropa interior sin querer
  • El descuido de Selena Gomez: esos pantalones marcan demasiado
  • Kim Kardashian lo enseña todo en la gala MET 2014
  • El descuido de Rumer Willis, hija de Bruce Willis, en el ‘Annual Women in Music Concert Celebration’ de ELLE
  • El descuido de Alessandra Ambrosio
  • Kristen Bell, traicionada por la raja de su falda
  • El descuido de Paris Hilton en la fiesta de su 33 cumpleaños
  • Miley Cyrus deja ver demasiado, ¿seguro que es un descuido?
  • Tampoco Salma Hayek se libra de las jugarretas del viento
  • Beatriz Rico lo da todo, incluida su ropa interior, en sus actuaciones
  • Lady Gaga mostró su ropa interior sin querer
  • El descuido de Selena Gomez: esos pantalones marcan demasiado
  • Kim Kardashian lo enseña todo en la gala MET 2014
  • El descuido de Rumer Willis, hija de Bruce Willis, en el ‘Annual Women in Music Concert Celebration’ de ELLE
  • El descuido de Alessandra Ambrosio
  • Kristen Bell, traicionada por la raja de su falda
  • El descuido de Paris Hilton en la fiesta de su 33 cumpleaños
  • Miley Cyrus deja ver demasiado, ¿seguro que es un descuido?
  • Tampoco Salma Hayek se libra de las jugarretas del viento
  • Beatriz Rico lo da todo, incluida su ropa interior, en sus actuaciones
  • Lady Gaga mostró su ropa interior sin querer
  • El descuido de Selena Gomez: esos pantalones marcan demasiado
  • Kim Kardashian lo enseña todo en la gala MET 2014
  • El descuido de Rumer Willis, hija de Bruce Willis, en el ‘Annual Women in Music Concert Celebration’ de ELLE
  • El descuido de Alessandra Ambrosio
  • Kristen Bell, traicionada por la raja de su falda
  • El descuido de Paris Hilton en la fiesta de su 33 cumpleaños
  • Miley Cyrus deja ver demasiado, ¿seguro que es un descuido?
  • Tampoco Salma Hayek se libra de las jugarretas del viento
  • Beatriz Rico lo da todo, incluida su ropa interior, en sus actuaciones
Los ejercicios para fortalecer los músculos de la vagina y aumentar el placer durante el sexo se practican desde hace 3.000 años. Nacieron en India, fueron perfeccionados en Japón y Tailandia y son conocidos como pompoarismo.

El pompoarismo o pompoar enseña a la mujer a controlar los músculos vaginales y su objetivo esintensificar el placer femenino y de la pareja.

Lo ideal es ejercitarse diariamente, por la mañana y por la noche, y hacer por lo menos tres series de 15 o 20 repeticiones para cada uno de los ejercicios vaginales. Es muy frecuente sentir dificultades para mover los músculos de la vagina en las primeras tentativas, pero no te desanimes. Vas a notar los resultados positivos en tus relaciones sexuales en las primeras semanas.

1. Siéntate en una silla con las manos apoyadas en la pierna. Mantén los pies en paralelo y separados por unos 20 centímetros uno del otro. Contrae los músculos de la vagina como si apretases algo dentro de ella. Cuenta hasta tres y relaja. Cada día aumenta paulatinamente el tiempo de contracción hasta llegar a contar diez.
ejercicios para fortalecer la vagina y aumentar el placer
2. En la misma posición sentada, contrae y relaja los músculos de la vagina rápidamente. Para mantener un ritmo imagina que acompañas una respiración acelerada.

3. Échate en la cama y mantén las piernas separadas y arqueadas. Mete un dedo en la vagina e intenta apretarlo lo máximo que puedas. En caso no sentir presión, introduce dos dedos. Cuando la musculatura de la vagina esté más rígida, vuelve a probar con un solo dedo.

4. Échate en la cama y mantén las piernas separadas y arqueadas. Mete un dedo o dos en la vagina e intenta chuparlos con los músculos vaginales. Cuenta hasta tres y relaja. Parece imposible pero es un ejercicio muy eficaz.

5. Túmbate en una colchoneta deyoga y deje los brazos a lo largo del cuerpo y las piernas flexionadas. En esta posición inicial, contrae los glúteos y poco a poco eleva la cadera para acabar apoyándose en los hombros y pies. Vuelve despacio a la posición inicial y relaja los glúteos.

6. En la posición inicial anterior, contrae el ano en tres tiempos, sin relajar. Primero una contracción ligera, seguida de una más fuerte y después una contracción anal de gran intensidad. Inmediatamente después contrae la vagina como si estuviera succionando algo. Cuenta hasta tres y relaja los músculos, primero los de la vagina y después los del ano.

7. De pie y con las piernas un poco flexionadas, pon las manos en cintura y deja los pies en paralelo separados por 20 o 30 centímetros. Contrae las partes internas de la vagina y mueve la pelvis hacia adelante y arriba. Cuente hasta tres y relaja.

8. En la misma posición de pie, haz un movimiento continuo y circular como si jugaras con un aro, sólo que en cuatro fases: 1. Mueve la pelvis hacia arriba y adelante; 2. Mueve la cadera hacia la izquierda; 3. Empuja el culo para atrás; 4. Mueve la cadera hacia la derecha.

9. De pie, con los brazos relajados a los largo del cuerpo, mantén los pies paralelos y distantes 20 centímetros uno de otros. Contrae las nalgas e intenta unirlas el máximo que puedas. Cuenta hasta tres y relaja.

10. En la posición anterior, contrae y relaja los músculos de la vagina de manera intensa y acelerada siguiendo el compás de una respiración acelerada.

Fuente http://www.diariofemenino.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario