miércoles, 25 de marzo de 2015

NO ME IMPORTA DECIRLO













Te rogué porque valías la pena, no por falta de dignidad.

Te extrañé, porque fue hermoso el tiempo compartido, no porque vivir sin ti no pueda.

Te pedí perdón porque reconocí mi error, no porque sea débil mi corazón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario