sábado, 7 de marzo de 2015

Remedios caseros para quitar las durezas y los callos de los pies




Remedios caseros para quitar los callos




Con el grande servicio que nos brindan nuestros pies, es justo que les dediquemos unos momentos de cuidado. Los problemas más comunes con nuestros pies son la formación de callos y durezas y el cansancio. A continuación dejamos varias maneras en que podemos cuidar de nuestros pies desde casa.

Remedios caseros para callos

El callo se forma con el fin de proteger la piel. Se trata de parches de piel engrosada e insensible que se forma a lo largo de los puntos de presión del pie, tales como los talones, los dedos y las zonas óseas. A veces hay callos dolorosos y a veces no duelen pero de todas maneras no queremos tener esa piel endurecida.
Un buen remedio casero para los callos es remojar sus pies en el agua para que éste se ablande. A continuación, utilice una piedra pómez para eliminarlo. Repetir una o dos veces por semana.
Otra opción es remojar dos tajadas de cebolla en vinagre de vino durante 4 horas. A las 4 horas se ponen las rodajas de cebolla sobre los callos y se envuelve el pie con plástico de cocina y se ponen los calcetines. Este remedio debe hacerse antes de acostarse porque debe dejarse durante toda la noche. Al día siguiente se raspa el callo con piedra pómez.
Personas que sufren de diabetes o problemas circulatorios deben consultar con un profesional antes de tratarse el callo ellos mismos.

Remedios caseros para durezas

Las durezas se forman normalmente en los dedos de los pies. Las durezas son áreas de piel engrosadas con un centro duro y son dolorosas.
Un buen remedio casero para las durezas es el aceite de ricino. Otro remedio es atar una rodaja de limón en la zona afectada usando un vendaje y dejárselo toda la noche. Repetir durante una semana.
Otro remedio natural muy efectivo es frotar la dureza con unas gotas de aceite de limón, luego cúbralo con plástico durante 15 minutos.

Maneras naturales de aliviar los pies cansados

A veces vamos de vacaciones a “descansar” y regresamos más cansados de lo que nos fuimos. Especialmente si vamos “a conocer”, entonces lo más probable es que sea caminar y caminar.


Receta casera para aliviar los pies cansados

Ingredientes: Bicarbonato de sodio, 1 cucharada sopera de sal, 10 gotas de esencia de lavanda.
Preparación y uso: Prepare dos recipientes, uno con agua caliente y otro con agua fría y eche un poco de ingredientes en cada uno. Después alterne metiendo los pies primero en el caliente y despues en el frío.

Otra receta que también sirve para aliviar los pies cansados

Ingredientes: Sales de Epsom y aceite esencial de eucalipto.
Preparación y uso: Llenar una palangana grande con agua tibia y agregar una taza de sales de Epsom y 5 gotitas de aceite esencial de eucalipto. Sumerja los pies y relájese.

Masaje para pies cansados

Para el cansancio de los pies no hay nada mejor que un masaje. Y si tiene alguien que se lo haga es mucho mejor! El masaje se lo puede hacer con aceite de oliva para mejores resultados.
pies

Baño de pies

Un baño de pies ayudará a mejorar la circulación y mantener los pies limpios y frescos. Añada una cucharada de hojas secas de romero a una cubeta con agua caliente. Deje reposar durante cinco minutos. A continuación, llene otra cubeta con agua fría y coloque uno al lado del otro.
Remoje sus pies durante 60 segundos en agua caliente con las hojas de romero. A continuación, en el agua fría durante 20 segundos. Alterne entre los dos varias veces y termine con una remojada en el agua fría. Seque los pies.

Cómo hacerse un pedicure en casa

Es bonito y relajante ir al salón de belleza y que nos hagan un pedicure profesional. Sin embargo, no siempre tenemos el tiempo o el dinero. Pero eso no quiere decir que no podamos hacernos el pedicure en casa.

Pasos a seguir para un pedicure casera

1. Si tenía las uñas pintadas, se debe quitar el esmalte viejo de las uñas.
2. Cortarse las uñas en forma recta para prevenir que la uña se encarne.
3. Sumergir los pies en una palangana de agua tibia por 10 minutos. Si tiene una de esas que son especial para pies y tienen vibración, es mucho mejor. También puede agregar bicarbonato de sodio al agua para un efecto desinfectante.
4. Ahora vamos a exfoliar la piel de los pies usando el siguiente exfoliante casero: Se echa una cucharada de azúcar en dos cucharadas de su crema humectante favorita, se revuelve bien y se masajean los pies con la mezcla y se enjuaga con agua tibia.
5. Aplique crema para cutículas sobre las cutículas y retírelas con cuidado usando un palito de naranja.
6. Séquese bien los pies con una toalla.
7. Opcionalmente puede pintarse las uñas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario