lunes, 23 de marzo de 2015

SECTA SATÁNICA IMPLICADA EN LA DESAPARICIÓN DE MUJERES



SECTA SATÁNICA IMPLICADA EN LA DESAPARICIÓN DE MUJERES EN EL CORREDOR ECATEPEC-TECÁMAC



A Silvia moedano




En base a la línea de investigación que llevan las autoridades ministeriales sobre la desaparición de adolescentes en el corredor Ecatepec-Tecámac, es que una de las víctimas fue sacrificada en un rito satánico el cual es requisito para pertenecer al grupo Wica.
David Mancera Figueroa, defensor de los derechos humanos y dirigente de la agrupación “Solidaridad con las Familias”, informó que la evidencia de que algunas mujeres son sacrificadas en este tipo de ceremonias, quedó asentada en el juicio que se le sigue a Elia Carbajal y Yael Eduardo Espinosa Guerrero, de 22 y 19 años, respectivamente, quienes han declarado que ellos participaron en un rito en el que sacrificó a Silvia Paredes Muedano, de 17 años de edad.
Silvia era una de las chicas desaparecidas y buscada por sus familias,  fue asesinada por Yael Eduardo, para complacer a Elia Carbajal, quien es parte de una secta conocida como Wica, a la que quería pertenecer Yael.
La Wica es un culto a “las brujas y brujerías” que se desarrolló  en Inglaterra durante la primera mitad del siglo XX del cual el primer requisito es el sacrificio de una persona para “tener su alma” y en este caso, se escogió a Silvia Paredes.
“Elia le marcó con un bisturí cruces en las palmas de la mano y en la espalda, mientras que en el abdomen fue marcada con una pata de gallo”, declaró Yael Eduardo, ante los investigadores de la Procuraduría General de Justicia del estado de México.
“A Silvia le taparon los orificios con trapos para que no se  desangrara en el clóset, e incluso le cortaron el pelo, que lo tenía de color rojo, pero se lo entintaron de negro”, se estableció en la declaración ministerial.
David Mancera reveló que las autoridades en función de la línea de investigación van saliendo datos sobre los miembros de la Wica, quienes para pertenecer a la secta, tienen que sacrificar a una persona o adolescente como el caso de Silvia Paredes.
Estableció que si Elia, iniciaba en la secta a Yael Eduardo, hay otra persona que inició a Elia, así que pueden salir a flote información sobre algunas de las chicas desparecidas en el corredor Ecatepec-Tecámac.
Aclaró que debido al caso “hay muchos santeros que se han acercado con nosotros para decirnos que ellos no hacen eso, que sí sacrifican animales como parte de sus ritos, pero no son satánicos, no asesinan”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario