domingo, 29 de marzo de 2015

Un bebé nace con el número 12 marcado en su frente

Un bebé nace con el número 12 marcado en su frente







Como ya sabemos, las marcas de nacimiento en sí son decoloraciones o manchas de áreas localizadas en la piel. Apareciendo en el primer mes después del nacimiento del bebé, las marcas de nacimiento no se consideran hereditarias y no suponen un problema de salud. Las marcas de nacimiento aparecen de todas las formas y tamaños y se pueden encontrar casi en cualquier parte del cuerpo. Pero según una teoría popular, las marcas de nacimiento son en realidad señales que indican acontecimientos de nuestras vidas pasadas.  Por ejemplo, una persona que fue apuñalada en el pecho durante una vida pasada puede “regresar” con una mancha en el lugar exacto donde fue apuñalado. ¿Significa esto que todas las marcas de nacimiento son un signo de vidas pasadas? Claro está que no en todos los casos es así. Algunas marcas de nacimiento son hereditarias, y algunas son causadas por problemas de salud. Sin embargo, en otros casos no tienen una explicación física o científica, sino más bien una explicación que se encuentra en las profundidades del alma humana.  Algunos expertos en el tema consideran que las marcas de nacimiento del pasado atribuidas a la reencarnación afectan al presente. Los traumas en vidas pasadas pueden afectar a la vida presente en forma de fobias, deformidades o marcas de nacimiento. Pero la realidad es que ha día de hoy la comunidad científica continúa desconociendo el origen de algunas marcas de nacimiento, como un reciente caso ocurrido en Sudáfrica. Médicos y expertos en dermatología se quedaron sorprendidos al ver como un bebé nació con el número 12 justo en el medio de su frente.  “Soy el número 12”  Cuando Hanru van Niekerk nació en Johannesburgo, Sudáfrica, el 11 de noviembre del año pasado, la gente pensó que había llegado un día antes, a juzgar por la marca de nacimiento de su frente. Cuando nació Hanru, su familia ni siquiera observó la marca de nacimiento en el bebé, explicó la bisabuela Catherine Jooste, de 70 años, a los medios de comunicación.  “Mi hija menor fue la primera persona en verla, y ella dijo que tenía un 1 y un 2 en la frente”, dijo Catherine. “Nos dijeron que no nos preocupásemos por eso, el médico nos dijo que se desvanecen a medida que crecen.”    La familia también dijo que la extraña marca de nacimiento no les ha impedido disfrutar del bebe, y que lo hace aún más especial para todos ellos. Por su parte, el dermatólogo Patrice Hyde habló sobre marcas de nacimiento y la forma en que se desarrollan en los bebés en el vientre y una vez nacidos.  “Los hemangiomas son un montón de diminutos vasos sanguíneos que crecen en un área específica de la piel, es por eso que generalmente se ven de color rojo o púrpura”, explicó el Dr. Hyde. “Los vasos sanguíneos son pequeños tubos que llevan la sangre a través del cuerpo. Nadie sabe lo que hace que los vasos sanguíneos se agrupen, pero es bueno saber que la mayoría de las marcas de nacimiento no son un signo de cualquier tipo de enfermedad y por lo general no duelen.”  El Dr. Hyde también señaló que este tipo de marcas de nacimiento, aunque son extrañas, tienden a desaparecer cuando el bebé entra en sus primeros años de vida, a pesar del hecho de que hay remedios que pueden ayudar a ocultar esas marcas. Otra manera de eliminar u ocultar las marcas de nacimiento es el uso de corticosteroides, que se pueden inyectar en la marca de nacimiento o por vía oral, incluso se podría utilizar la terapia con láser y la extirpación quirúrgica completa.    ¿Una señal para la humanidad?  Pero la teoría del Dr. Hyde no ha contentado a todo el mundo, ya que los más creyentes en vidas pasadas y marcas de nacimiento aseguran que el número 12 de la frente del pequeño Hanru van Niekerk simboliza todo lo completo, el todo, la unidad perfecta y armoniosa. En las antiguas civilizaciones, como la Oriental y judaica, el numero 12 corresponde a la plenitud, la realización y la idea de que el Universo es un conjunto.  Además simboliza el bien, y el espacio y el tiempo, es decir, el funcionamiento del Cosmos, de ahí su origen como número cósmico. Entonces Hanru van Niekerk no sería una simple bebe, más bien la comunicación con la Madre Divina. Aunque también cabe destacar que este número mágico o divino pude afectarnos más de lo que pensamos porque también pude significar “el fin en su conjunto”, el número del Apocalipsis. Entonces la pregunta es: ¿Hanru van Niekerk representa un ser espiritual o anuncia la llegada del fin de los tiempos?  Sea cual sea la respuesta, las marcas de nacimiento como la de Hanru van Niekerk siguen siendo un misterio. Si bien hay investigadores que están abriendo el camino hacia el descubrimiento de dónde venimos y por qué nuestros cuerpos pueden llevar las marcas de vidas pasadas, nadie sabe a ciencia cierta cuál es la verdad sobre nuestros orígenes como almas. La respuesta sólo puede encontrarse en las marcas de nacimiento, que pueden llevarnos a un camino que ahora no podemos imaginar y que nos lleva a las profundidades del alma humana.   FUENTE : 
Spoiler (clic para ver)

No hay comentarios:

Publicar un comentario