jueves, 7 de abril de 2016

Tarta de galletas



Tarta de galletas con crema de chocolate blanco y sirope de caramelo

Ésta es una de esas tartas fáciles y rápidas de hacer, que no hay que tener muchas dotes culinarias para hacerla, y que desaparecerá de los platos en mucho menos tiempo todavía. A mi me parece una evolución de la típica tarta de galletas con chocolate que hace mucha gente para los cumpleaños de los niños y que tengo que confesar que nunca he hecho. Podéis reducir todavía más el tiempo de elaboración si compráis el sirope de caramelo, aunque os aseguro que es una auténtica delicia, os recordará al que utiliza McDonalds en sus helados.


INGREDIENTES:
- Galletas (cuadradas o rectangulares según el molde)
- Nocilla o Nutella
- 150 gr de chocolate blanco
- 250 gr de leche
- 200 ml de nata liquida
- 100 gr de queso tipo Philadelphia
- 50 gr de azúcar
- 1 sobre de cuajada
SIROPE DE CARAMELO:
- 200 gr de azúcar
- 30 gr de agua
- 60 gr de mantequilla
- 160 gr de nata liquida


PREPARACIÓN:
Echamos dentro del vaso del Thermomix el chocolate en trozos, la leche, la nata, el queso, el azúcar y el sobre de cuajada. Programamaos 8 min., 90º, vel. 4. Una vez pasado el tiempo, vertemos la crema obtenida en un bol para que temple.

Si no tenemos Thermomix mezclamos con la batidora la nata y el queso y vertemos en un cazo esta mezcla junto con el azúcar, el chocolate en trozos y parte de la leche. Calentamos  hasta que se funda el chocolate, entonces añadimos el resto de la leche en la que habremos disuelto la cuajada. Calentamos, sin hervir, hasta que espese.

Yo utilicé un molde rectangular, de los de plum-cake,


 desmontable de 30x11 cm., de esta forma podremos

desmoldar la tarta fácilmente.

Untamos las galletas necesarias para cubrir la base del

 molde con Nocilla ( yo empleé la de dos colores) y las 

colocamos con la parte que lleva la Nocilla hacia arriba.



Vertemos sobre las galletas la mitad de la crema de



 chocolate blanco una vez que se haya enfriado un 


poco.


Colocamos encima otra capa de galletas con la 

Nocilla


 hacia arriba.


Y vertemos el resto de la crema de chocolate blanco.


Terminamos con otra capa de galletas, pero esta vez la 

Nocilla hacia abajo. De esta forma, la capa de 

galletas de 

la parte superior no quedará blanda, las otras dos sí.

 Si os 

gusta que esta capa también quede blanda, debéis


remojar 


las galletas un poco con leche tibia, con cuidado para

 que 

no se rompan.



Guardamos en la nevera hasta el día siguiente.



Si decidimos hacer el sirope de caramelo, debemos 


tener 


en cuenta que tiene que enfriarse antes de poder

 utilizarlo.


 Incluso si ha pasado por la nevera mucho mejor.

Para elaborar el sirope, colocamos en un cazo el 

azúcar y 


el agua a fuego medio. Removemos para disolver el 


azúcar. Empezará a burbujear, y lo mantendremos 

hasta 


que se vuelva de color ámbar.




En ese momento añadiremos la mantequilla y 



removeremos hasta que se derrita. Y entonces 



incorporamos la nata, mezclamos bien y bajamos el 

fuego. 



No dejaremos de remover hasta que espese 

ligeramente, 



unos 5 min.




Lo pasamos a un bote de cristal y en cuanto se enfríe, lo 



guardamos en la nevera.


Momentos antes de servir la tarta, la desmoldamos con



 cuidado y la decoramos con el sirope de caramelo.





La forma más fácil de servirla es cortando las porciones 


que marcan las mismas galletas.

2 comentarios:

  1. Que pinta mas buena, me encantan las tartas con galletas.

    ResponderEliminar
  2. Que pinta mas buena, me encantan las tartas con galletas.

    ResponderEliminar